JOHN BOULTBEE BROOKS

En el ciclismo existen personajes enormes y héroes en abundancia. Historias épicas y de amor que le regalan al deporte una belleza incomparable. Una de las tantas curiosidades de este mundo es John Boultbee Brooks, y no por haber ganado un Tour de France o tener un récord arriba de la bicicleta. Él es el responsable de la evolución de uno de los elementos más cruciales del ciclismo, el asiento.

La leyenda de Boultbee comienza en Hinckley, su ciudad natal. En el año 1865, con tan sólo 20 libras en los bolsillos, se muda a la ciudad vecina de Birmingham para fundar la compañía JB Brooks & CO al año siguiente, donde se especializaron en monturas, arneses de caballo y artículos de cuero.

Lo que sigue luego es donde la historia tiene vértices que se enlazan y permiten ver el origen romántico de esta marca. En 1878 muere el caballo de John, aparte de que era su medio de transporte, debió haber sido la pérdida de un compañero. Sin la posibilidad de adquirir otro caballo, pide prestada una bicicleta para ir a trabajar.

Ya hace un poco más de siglo y medio, cuando la bicicleta aún era un invento novedoso y poco pulido, en Gran Bretaña se conocían como velocípedos y popularmente “boneshakers” (quebranta huesos). Este apodo deja claro que en ese entonces un paseo en bicicleta no era algo agradable. Acá es donde una pérdida se transforma en una oportunidad. Boultbee comienza el desarrollo de un asiento y en 1882 patenta el primer modelo. La idea es un éxito en sus alrededores y JB Brooks & CO comienza una nueva etapa, en la que se hicieron famosos por todo el mundo gracias a sus trabajos en cuero y hierro, expandiendo su línea de asientos y accesorios o suplementos para bicicletas y motocicletas. La familia se encargó de la empresa hasta 1958 donde pasó a manos de Raleigh, para luego mudar la fábrica a Smethwick, donde residen actualmente.

B1866 Flagship store, Londres, UK.

Hoy día, Brooks es una firma con un perfil fuerte y una estética atemporal que revindica el trabajo artesanal en un era industrial cada vez más desleal. Aquí hay una propuesta muy interesante, donde el aporte que están dejando en el arte, la moda y el estilo de vida son destacables siempre y vale la pena conocer.

Derecha: Simon Taylor / Izquierda: Sella Castiglioni

El asiento B17 es un ícono del ciclismo, el más amado por los ciclistas. En base a su formato, característico para un uso en corta o larga distancia, Brooks ha lanzado a lo largo de la historia muchísimos otros modelos, tales como el Flyer, B17 con rieles de titanio o cobre, y Conquest.

En línea con bicicletas ciudadanas, o de ‘gran peso’, fabrica una larga lista de asientos robustos y complementados con resortes y bucles.

La línea ‘Cambium’ es uno de los últimos desarrollos que marca un antes y un después de la marca, ya que su materia prima principal no es el cuero, sino un material textil en base a algodón vulcanizado en goma.

Después de 50 años de ausencia de representación en el Río de la Plata, fue en el 2011 (apenas iniciábamos GRØN) que trajimos nuevamente esta mítica marca a la Región. Sus asientos, bolsos y accesorios, podrás encontrarlos en cualquiera de nuestras tiendas físicas, o ver sus especificaciones y precios aquí.

Sin lugar a dudas, para el ojo entrenado y enamorado del ciclismo, Brooks es un emblema inglés incuestionable y es capaz de reconocer un B17 a distancia, al punto de dejar en segundo plano a la misma bicicleta. Y nosotros seguiremos orgullosos de representarle con todos los honores que merece.

Cartel publicitario, año 2015

Un legado como el de Jonh Boultbee Brooks, deja en evidencia una vez más el poder que tienen las buenas ideas y lo que se logra al combinarlas con talento y perseverancia. En los libros de historia del ciclismo, este es un nombre que nunca faltará. Y nosotros seguiremos representándole con los honores que merece.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados