EL BOOM DE LOS GRAN FONDO

Han pasado ya un par de años desde que la modalidad Gran Fondo se viene implementando en Uruguay, con dos ediciones del GFNY Punta del Este, otros en Montevideo bajo el sponsoreo de diferentes empresas, una en Florida, y próximamente una edición con doble etapa en Punta del Este. Citaremos los pro y contra de estos nuevos objetivos que los ciclistas amateur se plantean


Los Gran Fondo son marchas cicloturistas “no-competitivas” que promedian los 100–130km, ideales para ciclistas amateur o no federados. He aquí el primer gran debate. Es leal que participen profesionales (en el sentido más uruguayo de la palabra) cuando la organización realiza entrega de premios? O visto con otros ojos, no es importante para un amateur compartir pelotón con profesionales y aprender de movimientos, tácticas o estrategias en carrera? Dos miradas diferentes a un mismo punto, cualquiera de las dos tan válida como la otra.

No tiene sentido sentirse ganador de la prueba, por la simple razón de que los participantes no están en las mismas condiciones. Se debe sentir ganador contra uno mismo, contra sus propias condiciones y situaciones personales. Intentar mejorar sus tiempos, reducir las consecuencias físicas post carrera, trabajar más en pro del pelotón, eso sí es competir. Quienes se abrazan al finalizar la prueba, quien dedica SU triunfo a un ser especial mirando al cielo, o quien simplemente se toma un momento íntimo en esa mezcla de emociones y sufrimiento, ellos son los verdaderos vencedores de la prueba.

Fotografías: Daniela Montes de Oca. Gran Fondo Schneck 2018

Un gran punto positivo de estos eventos es la inclusión dentro de la inscripción del jersey oficial de la prueba, prenda que debe utilizarse obligatoriamente en su desarrollo. No sólo para el participante es gratificante recibir una prenda de calidad (su valor en el mercado, es igual o mayor al valor de la inscripción) sino que el impacto visual que reciben los espectadores es fenomenal, siendo los primeros kilómetros un verdadero mar teñido del color de turno, al ir más de mil ciclistas portando la misma casaca.

Una contra. He participado de algunos de los principales Gran Fondo que se han desarrollado, manteniéndome en ritmo dentro de pelotones multitudinarios, y hay algo que no entiendo mirando alrededor: Vale la pena sobrepasar tu capacidad física (al punto que te deben de empujar de atrás!) para llevar el ritmo de un pelotón? No es seguro que en el centro de un pelotón que trabaja a buen ritmo, vayan empujando de atrás a compañeros con tal de llegar juntos. Se forman cientos de pelotones. Lo lógico es participar donde más cómodo te sientas en ritmo, y si es con amigos mejor aún!

Gran Fondo Asociación Española 2017.

Otro detalle que he notado en estos eventos es la cantidad de envoltorios de alimentos o botellas que son arrojadas al circuito. Son muy pocos los que nos lo guardamos en los bolsillos del jersey y así despacharlos al finalizar la carrera. No estamos bajando un puerto a más de 100 km/h, o subiendo una montaña donde cualquier mínimo desgaste extra influye en el rendimiento final. Estamos pedaleando entre colegas del ciclismo, deporte por sobre todas las cosas ecológico. Entonces, por favor tomemos conciencia de ello.

En la tercera edición del Gran Fondo Schneck me sucedió algo muy llamativo. A mitad de carrera, en zona de avituallamiento, alguien desconocido me pide por favor que le deje algo de bebida energizante. ‘Si, claro! tomá la mitad’ fue mi respuesta. Ya terminada la carrera, y unos cuantos minutos después, se acerca alguien recién finalizado y me comenta ‘Flaco, a vos te debo una, vos me convidaste en plena carrera te acordás? Venía fundido’ Estos mínimos gestos y detalles son los que uno vive y valora en estos eventos. El reencuentro con ciclistas que alguna vez compartiste ruta. Las charlas dentro del pelotón con tus amigos. Los chistes a voz alta que alguno siempre cuenta. El compartir una caramañola o una barra de cereal con tu compañero, conocido o no.

Gran Fondo Schneck. 2016 (jersey amarillo) y 2017 (jersey rojo)

Como conclusión, estos eventos son de gran valor para el desarrollo del deporte a pedal a nivel local. Suma muchísimo y es cuestión de tiempo y aprendizaje para que los detalles negativos que uno encuentra, vayan desapareciendo. Son de gran importancia para los atletas, como para el mercado local. Uno no necesita estar forzado a un plan de entrenamiento para lograr finalizar estas pruebas. Es gratificante ver como un padre de familia, un trabajador de más de 8 horas diarias, una madre de mil proyectos, e infinitos casos más, tengan la oportunidad (varias veces al año!) de poder plantearse y lograr estos objetivos.

Nos vemos en el próximo Gran Fondo.

Santi Montañés.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados